Fundação Oswaldo Cruz
Jueves,
17 de agosto de 2017


Lactancia Materna

¿Como prepararse para amamantar?

La mujer se prepara para amamantar al mismo tiempo en que se prepara para la maternidad. El amamantamiento es uno de los cuidados importantes para la mujer-madre y su bebé.

Es muy importante que la mujer busque informaciones y también converse sobre amamantamiento con otras mujeres, con profesionales especializados en lactancia materna y otras personas. Debe estar atenta porque la experiencia con el amamantamiento costumbra ser diferente entre las mujeres, algunas pasan por dificultades iniciales, mientras otras no encuentran problemas.

El amamantamiento es muy influenciado por la condición emocional de la mujer y por la sociedad en que vive. Por eso, el apoyo del compañero, de la familia, de los profesionales de la salud, en fin, de toda la sociedad es fundamental para que el amamantamiento ocurra sin complicaciones.

Todos deben informarse y sacarse las dudas antes y durante el amamantamiento.


¿Y la preparación de los senos?

Durante la gestación, la naturaleza prepara el seno para el amamantamiento. Ocurren modificaciones naturales (fisiológicas) en el organismo de la mujer desde la gestación, preparándose para la fase de amamantamiento: las mamas quedan mayores, las aréolas (parte oscura de la mama) se tornan más oscuras y resistentes por la acción de las hormonas.


¿Qué hacer?

Si fuera posible exponga el seno al sol de la mañana (hasta las 10 h) por 15 minutos y use sutién confortable, prefiriendo el de algodón.


¿Qué no hacer?

No haga presión sobre la mama para verificar si está saliendo leche. No utilice cremas y pomadas en la parte oscura de la mama (aréola y pezón).



La Leche humana:

Es la alimentación ideal para todos los niños. La leche humana por su composición de nutrientes es considerada un alimento completo y suficiente para garantizar el crecimiento y desarrollo saludable del bebé durante los primeros 2 años de vida. Es un alimento de fácil y rápida digestión, completamente asimilado por el organismo infantil.


Pero la leche humana es mucho más que eso...

Posee componentes y mecanismos capaces de proteger al niño de varias enfermedades. Es un simbiótico: una fuente natural de lactobacilos, bífidobacterias y oligosacáridos.

Ningún otro alimento ofrece las características inmunológicas de la leche humana.

La madre provee al hijo componentes protectores, a través de la placenta y de su leche, mientras el sistema de defensa del bebé madura.


Además de eso...

El amamantamiento favorece el vínculo madre-hijo y facilita el desarrollo emocional, cognitivo y del sistema nervioso.

La leche humana es un alimento inimitable debido a su compleja composición y el único que puede ser ofrecido directo de madre para hijo.


Por todos estos motivos...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños sean alimentados exclusivamente con leche materna en los primeros seis meses de vida y que, a partir de entonces, el amamantamiento sea mantenido por dos años o más, juntamente con el uso de alimentos complementarios adecuados.

 

La primera mamada:

Momento de afecto entre la madre y el bebé que los ayuda a alcanzar un amamantamiento óptimo.
Es indicado que aún en la sala de parto, en los primeros minutos de las primeras horas de vida, suceda la primera ida al seno materno. Es en ese momento con el contacto piel a piel, el toque suave del cuerpo del bebé sobre el de la madre y en especial sobre el pecho, estimulan en la mujer la liberación de una hormona (oxitocina) comenzando así el descenso de la leche y también la contracción uterina.
La leche en los primeros días pos-parto es llamada de calostro. En esta leche, los factores que protegen contra enfermedades están en gran cantidad, funcionando como la primera vacuna para el bebé.

 

¿El bebé tiene hora para mamar?

En los primeros días el bebé mama frecuentemente. El intervalo entre las tomas costumbra ser corto e irregular, porque el bebé está adaptándose y aún toma lentamente.

Con la continuación del amamantamiento, el bebé comienza a tomar con mayor eficiencia, retirando mayor volumen de leche. Esto hará con que el bebé quede satisfecho por más tiempo y, consecuentemente, el intervalo entre tomas será mayor, siguiendo el ritmo de cada niño. Porque cada uno tiene su propio ritmo y por eso no debemos marcar el tiempo de duración de la mamada.

De a poco la mujer va conociendo a su bebé y percibiendo su ritmo. Algunos niños maman de las dos mamas por cada alimentación, otros quedan satisfechos mamando solamente de una.

Entonces, podemos decir que el amamantamiento debe ser a libre demanda.

Libre demanda: cuando el amamantamiento sigue el ritmo del bebé, sin preocuparse en seguir horario y duración pre-determinados.


¿Cuándo termina la toma?

El bebé es quien marca el tiempo de la toma. Entonces, cada toma termina cuando el bebé para espontáneamente de mamar y suelta el seno materno.

Es muy importante que el bebé vacíe una de las mamas porque la leche del final de la toma contiene mayor cantidad de grasa, haciendo que el bebé gane peso y quede satisfecho.

Así, en cada toma el bebé puede tomar solamente de uno de los senos y quedar satisfecho o puede precisar tomar del otro seno también.


¿La leche del comienzo es diferente de la leche del final de la toma?

Cuando la toma comienza, la leche es rica en proteína, lactosa, vitamina, minerales, agua y muchos factores de protección. Al final de la toma la leche contiene más grasa y por eso provee más energía y permite que el bebé quede satisfecho

Por este motivo es importante que la toma no sea interrumpida, caso contrario el bebé puede mamar poco de la leche del final.



¿Qué hacer cuando la mujer está com mucha leche?

Cuando la mujer produce mucha leche, puede suceder que el bebé no consiga mamar la leche con más grasa y eso influya en su ganancia de peso. En este caso la mujer debe retirar un poco de leche antes de la mamada, posibilitando que su bebé reciba también la leche más grasa, con más energía y se desarrolle satisfactoriamente.

La mujer no debe dejar la mama muy llena de leche (ingurgitadas) porque la leche parada dentro de la mama puede “empedrar”. Siempre que la mujer perciba los senos pesados, doloridos o con nódulos endurecidos, es necesario hacer masajes y retirar la leche, evitando el dolor y la incomodidad que el ingurgitado costumbra provocar.

Clic y lea sobre el masaje y retirada de la leche.



¿Cuándo ocurre el ingurgitado?

Las mamas pueden quedar endurecidas alrededor del cuarto dia pos-parto. Es cuando la leche desciende y el bebé no consigue mamar toda la leche producida. Es una situación que perdura algunos días donde la oferta (producción de leche) es mayor que la demanda (necesidad del bebé) hasta que sea regularizado.

En este momento la mujer debe hacer masajes y retirar el exceso de leche, pudiendo donar la leche para el Banco de Leche humana más próximo de su residencia.

Durante el período de amamantamiento, cuando hubiera aumento de la producción de leche o cuando el bebé mamar menos de lo habitual puede ocurrir acúmulo de leche en las mamas. Por eso, es aconsejable que la mujer realice masajes y retire la leche siempre que perciba que la mama está quedando muy llena y endurecida.

Siempre que la mujer no consiga hacer el masaje y retirar su leche, precisa buscar ayuda en un Banco de Leche humana, Salas de Amamantamiento, Unidades Básicas de Salud o con un profesional (médico, enfermero, fonoaudiólogo, nutricionista, etc.) capacitado para esta ayuda.

 

¿Cómo sujetar al bebé para amamantar?

En el amamantamiento es muy importante la forma en que el bebé toma del pecho, la prendida (como llamamos) debe ser en la aréola y no en el pezón. Por eso el tamaño o forma del pezón no influye y cuando la prendida es hecha con el bebé colocando la boca en la aréola, la leche sale con facilidad.

 Pega correta
Pega correta

 

 

 

 

 


Para ayudar al bebé a tener una prendida correcta, es importante la manera como la mujer sujeta a su hijo para amamantar.

El bebé precisa quedar de frente para ella (esto es, la barriga del bebé de frente para la barriga de la madre) y también, bien próximo al pecho. Para quedar próximo, la madre debe abrazar a su hijo, envolviéndolo con sus brazos y sustentarlo en sus brazos y no en sus piernas.

Entonces, para facilitar ambos, madre e hijo, indicamos que sea colocada una almohada encima de las piernas de la madre donde podrá apoyar su brazo y al mismo tiempo mantener su bebé en brazos y mamando.

 

 

 

¿La posición de la mujer y del bebé en el amamantamiento puede variar?

Sí, tanto la mujer como el bebé pueden variar sus posiciones, pero es necesario que en cualquier posición el bebé esté de frente para su madre (la barriga del bebé de frente para la barriga de la madre), para favorecer que tenga una pegada correcta.


La mujer puede estar sentada o acostada;
El niño puede estar en la posición más tradicional o en posición invertida;
Puede estar sentado en caballito o acostado en la cama con su madre.

Lo importante es que estén confortables.



¿Cómo la leche humana es producida?

Luego, tras el nacimiento del bebé, las mamas pueden parecer vacías, pero están produciendo el volumen de leche que el bebé necesita. Tras algunos días, las mamas comienzan a quedar más llenas, pudiendo ser necesario que la mujer retire un poco de leche que está sobrando en la mama.

En general, tras las primeras semanas, a pesar de continuar produciendo la leche suficiente para el bebé, las mamas parecen menos llenas y quedan más flácidas. Esto hace que las mujeres piensen que no están más produciendo leche suficiente.

En esta fase funciona la “ley de la oferta y la demanda”: la leche es producida de acuerdo con lo que el bebé mama y por cada mamada.

 

¿Existe leche débil?

No. Toda mujer produce la leche adecuada para su hijo.

 





Av. Rui Barbosa, 716 - Flamengo - Rio de Janeiro - RJ - Brasil - Tel.: (55xx21) 2554-1703 Fax.: (55xx21) 2553-9662
Copyright© 2005 - Rede Nacional de Bancos de Leite Humano